Design Thinking Line®

La serie de productos Design Thinking Line® fue desarrollada en cooperación con la School of Design Thinking del Instituto Hasso-Plattner de Babelsberg para atender las necesidades del trabajo activo en equipo. Está compuesta por mesas, pizarras y soluciones de almacenamiento que prevén múltiples posibilidades de uso y posibilitan un fácil desplazamiento al ir equipadas de serie con ruedas.

El programa de muebles Design Thinking Line® permite configurar sets de mobiliario adaptados a las diferentes fases de cada proyecto, así como a tamaños variables de equipos o de espacios de trabajo. Se sirve para ello tan solo de unos pocos elementos que han sido concebidos para complementarse mutuamente. Gracias a la robustez de sus estructuras y a la alta calidad de los materiales utilizados, Design Thinking Line® es el programa idóneo para hacer frente al uso intensivo en Workshops y talleres de trabajo.

El programa de pizarras DT-Line se compone de Whiteboards rodantes y FlexBoards portátiles. Los Whiteboards son ideales para el uso como tablones de notas. Su superficie es magnética y apta para la escritura con rotuladores.

Sus estructuras están equipadas con ruedas de desplazamiento suave y pueden ser apiladas para ahorrar espacio cuando no van a ser utilizadas.
Descubra más…

El programa de mesas Design Thinking Line® abarca tres modelos, cada uno de ellos con un perfil de uso diferente.

Características comunes a todos los modelos son su altura, concebida para el trabajo de pie, las ruedas de desplazamiento suave con freno y el práctico compartimento que presentan bajo la superficie principal.
Descubra más…

La puesta en práctica del método Design Thinking requiere del uso de diversos utensilios de escritura y materiales destinados a la fabricación y evaluación de los prototipos.

Las soluciones de almacenamiento Design Thinking Line® facilitan la disponibilidad inmediata de todas esas herramientas de trabajo. Gracias a ellas, los materiales requeridos son fácilmente accesibles en todo momento.
Descubra más…

Work Spaces

Un espacio dedicado al método Design Thinking incluye diferentes zonas de trabajo que cumplen diversas funciones a la hora de promover el proceso innovativo en equipo. Los equipos trabajan codo a codo en un espacio diáfano y aprenden así los unos de los otros.

El objetivo es la creación de un ambiente cooperativo, un „WE“, en el que los individuos se transforman en equipos y trabajan conjuntamente en la consecución de un objetivo común.

Team Space

El team space constituye la base de lo que es el verdadero trabajo en equipo. En esta „base central“ los equipos se reúnen para aclarar aquellas cuestiones referentes al desarrollo de innovaciones, para compartir resultados y para encontrar soluciones de forma conjunta. Su ubicación en un espacio abierto y la proximidad entre unos team spaces y otros fomenta el intercambio creativo ya durante el desarrollo mismo del proceso Design Thinking.

Share Space

El share space esta concebido para aprender junto a otros, intercambiar ideas de proyectos, y comentar el trabajo de los demás compañeros. En él se reúnen los equipos para aprender más acerca de los métodos de innovación dentro del contexto del Design Thinking. Los nuevos conocimientos adquiridos pueden ser puestos en práctica inmediatamente en cada proyecto. Es aquí también donde los equipos se presentan mutuamente sus ideas, aprovechando los comentarios de otros equipos para reeinventarlas o mejorarlas.

Network Space

El network space provee un acogedor ambiente estilo lounge. En este espacio los equipos disponen de música, libros y „brainfood“ para tomarse un minuto de descanso y buscar nuevas inspiraciones en un entorno que invita al intercambio desenfadado de impresiones. Los equipos usan esta zona para iniciar la jornada de trabajo y para reflexionar juntos al término de la misma acerca de las experiencias compartidas durante ese día (check-in y check-out).

Make Space

En el make space los equipos pueden hacer uso de diferentes materiales para hacer tangibles sus ideas. Con la ayuda de utensilios tan simples como papel, cartón o piezas de Lego se construyen aquí los primeros prototipos, así como posteriormente maquetas más grandes de madera o gomaspuma, o incluso otras más sofisticadas, gracias a la técnica de impresión en 3D y otras herramientas digitales.